divendres, 20 de maig de 2011

CHIRIGOTA

CRÓNICA DE UNA CLASE DE CASTELLANO


Don Arroyo es el que enseña

que dispone, manda y da nota.

Por eso cuando alguien alborota

se lo toma a chirigota.


Don Joan se los escucha,

con humor y se resigna.

Algunos le creen un empollón,

pero lo cierto es que es un cabezón.


Don Díaz trabaja y entrena

y la materia le parece buena.

Su Betis va viento en popa

pero, joder, no gana ninguna copa.


Don Ortega se hace el primo

para ver si se salva de un rimo.

Pero al profe no le cuela

y le pone doble tarea


Don Homar se le abre la imaginación

y nos regala con un buen sermón.

Todos lo escuchamos, más. Oh! perdón.

¿Hay alguien que le de la razón?


Don Isaac pone cara de Napoleón,

para enhebrar un buen faenón.

pero nunca esta contento,

aunque le sobra talento.


Don Molina dice buena que, muy buena

pero pone cara de pena.

la faena no le cuadra

y sin embargo ríe y alborota.


Doña Selene se cabrea,

con el vecino que la tontea.

Sin embargo escribe rima

como un auténtica Sibilina.


Don Iván se lo pasa pipa,

con sus colegas de mesa.

Se ríe y da guerra,

pero un buen trabajo entrega.


Don Moreno saca todo lo bueno,

con su cara de niño bueno.

Come y come y no le saca provecho,

ya que no le sale ni barriga ni pecho.


Don Sayós pone cara de santón,

pero todos sabemos que es un guasón.

Siempre se hace el remolón,

aunque le guste la lección.


Este trimestre toca poema,

por eso todos pasamos pena.

Pero le pedimos al profesor,

que nos apruebe, a todos, por favor.


Joan Plata


1 comentari:

  1. Muy bueno, Joan. Un retrato del aula muy ocurrente y divertido, a la par que claramente veraz. ¡Enhorabuena!

    ResponElimina